martes, 3 de septiembre de 2013

RESEÑA DE LA NOVELA "AL FINAL DEL TÚNEL" POR MARIBEL RODRÍGUEZ


Mi mujer, la psiquiatra Maribel Rodríguez, ha publicado una reseña de esta novela, a quien de hecho está dedicada. Y lo está, precisamente porque ella encuentra en su consulta privada muchos de los temas que yo abordo en esta obra. Especialmente, los referidos a la primera parte. La segunda parte, que trata sobre una vivencia de iniciación al conocimiento experiencial del Alma y sus arcanos, se refiere al inicio del viaje del héroe hacia las profundidades de un mundo supraconsciente -o sea, que está más allá de la consciencia- que lo habita.

Precisamente por el tema que aborda esta novela es natural que provoque una multitud de sensaciones diversas, muchas veces encontradas, pues, como dice Salvador Harguindey en el prólogo "Al final del túnel expresa y provoca una enorme cantidad de sensaciones, a veces encontradas, que van desde la desesperación más profunda al éxtasis místico, llegando a hacernos sentir todo el mal y, al mismo tiempo, todo el bien que inunda la vida entera, ya la observemos en su superficie o la experimentemos en su más inimaginable hondura, como sucede en esta novela." 

Por eso, esta novela no es simplemente la historia de un empresario de éxito, que por un revés del destino lo ha perdido todo y se ve abocado a encontrar un sentido a su vida más allá de los estrechos y asfixiantes parámetros de la consciencia colectiva de la sociedad post-moderna. Además de eso, pretende ser un reflejo de la situación espiritual en la que nos encontramos todos aquellos que pertenecemos al mundo occidentalizado (o sea, a aquel cuyos ciudadanos permanecen identificados con el mito del progreso, desvinculados de sus raíces anímicas y espirituales, y que, perdidos en una búsqueda constante de sensaciones, de objetos materiales, han sustituido las Iglesias por Centros Comerciales, etc.), así como de una posible salida  a esta situación de crisis a nivel mundial. 

Quienes estéis interesados en conseguir este libro podéis dirigiros a la web de Entrelíneas Editores (pincha en el enlace) y, por supuesto, siempre podéis encargar el libro en vuestra librería habitual.

Dado que he recibido varios correos en los que algunos de mis lectores me preguntan si habrá una continuación, o una segunda parte, anuncio aquí que la segunda parte de esta novela ya está publicada desde el año 2011, y que lleva por título "La hermandad de los iniciados". Aquellos que estéis interesados en esta segunda parte podéis conseguir el libro en la web de la editorial LibrosMundi, tanto en formato libro, como en eBook. 

Dejo a continuación la reseña de Maribel Rodríguez, que podéis ver también en su muy recomendable blog personal "¿SER CONSCIENTES":


-------------------------------------------------------------------------------------------

"Acaba de salir el libro que ha publicado mi marido, José Antonio Delgado, “Al final del túnel. Una historia sobre el despertar del alma”.

Sobre el mismo quiero escribir unas palabras, pues me parece que puede servir de ayuda y de interés para personas que han atravesado o están atravesando dificultades y que no saben por donde salir.

La experiencia del túnel, entendida metafóricamente, es una experiencia de oscuridad, de dolor, de sufrimiento. Al pasar por ese “túnel” parece que no hay luz, ni salida y uno tiende a no querer seguir avanzando por temor. Pero ¿qué ocurre si no avanzamos mientras caminamos por un túnel? ¿Encontraremos la salida? ¿Veremos el final? No hace falta que responda a estas preguntas, porque es obvio lo que puede pasar.

Es una experiencia común a cualquier ser humano el atravesar momentos de sufrimiento, en los que parece que las cosas no se pueden resolver y que la “luz” se ha apagado. Algo que se puede considerar normal, pues en la vida se pasa por diferentes momentos de crisis y de dificultades, que pese a lo dolorosos que puedan llegar a ser, nos pueden ayudar a crecer si los enfrentamos con la actitud adecuada a lo que nos esté pasando, desarrollamos ciertas estrategias, encontramos ciertas ayudas humanas (cuando sea posible), etc.

En mi práctica como psiquiatra me encuentro con muchas personas atravesando situaciones difíciles, que se sienten perdidas, tristes, que han perdido el sentido de su vida, o que nunca han sabido muy bien cuál es (por lo que se sienten vacías). En algunos casos, las personas se dan cuenta de que llevan toda la vida haciendo lo que se espera de ellos, cumpliendo sus obligaciones, respondiendo a las expectativas de sus padres o de la sociedad, pero sienten que falta algo. Algo que tiene que ver con que nunca se han puesto a pensar lo que realmente quieren ellos. Sienten que no han elegido su vida y en un momento dado ocurre algo que les hace entrar en crisis, sentirse mal y vacíos.

Hoy en día es frecuente esa experiencia de sentirse vacío, aunque se tenga un trabajo, una familia, un coche, etc. La gente se queja de que les falta algo, de que no les llena su vida cotidiana, pero, al mismo tiempo, no saben qué es lo que quieren. Cuando les pregunto por su interior, por lo que pasa dentro de ellos, a muchos les cuesta contestar, porque no saben de qué les estoy hablando. Su forma de vivir les ha hecho desconectarse de su mundo interior (su alma), olvidar sus ilusiones, sus inquietudes, su anhelo más profundo de felicidad, pensando que todo está en conseguir cosas externas (éxito, dinero, etc.). Pero según van avanzando en la vida se van dando cuenta de que algo les falta y entonces pueden sufrir ansiedad, depresión o incluso ganas de quitarse la vida. ¿Y por qué? Pues muchas veces porque no se permiten ser ellos mismos, viven hacia fuera, a través de una máscara que les ayuda a sobrevivir y a ser aceptados, pero NO LES LLENA.

En el caso del protagonista de este libro, ocurre algo así. Su vida es la de un ciudadano que ha ido atravesando diferentes dificultades en la infancia, en la adolescencia y en la vida adulta, y finalmente ha logrado ser un ciudadano con una vida aparentemente normal. Con su trabajo, mujer, casa, etc. Parece que ha alcanzado el éxito material. Pero le ocurre algo que le ayuda a darse cuenta de que su vida está vacía y se ve obligado a entrar en sí mismo y descubrir quién es realmente.

Su problema es el de muchas personas de hoy en día, que viven desconectadas de sí mismas, de quienes son realmente y que les da miedo mirar en su interior, porque han aprendido a huir de sus verdaderas necesidades humanas y a ser fieles a un sistema que les aliena cada vez más.

¿Y cómo volver a conectarse uno consigo mismo? Pues lo primero es tomar consciencia de lo que nos falta, aunque duela. El primer paso para resolver un problema es darse cuenta de que existe. Lo ideal sería pararse a observar el como estamos, para desde ahí retomar un camino que poco a poco nos reconecte con nuestra parte más humana, para hacerla crecer y sacar lo mejor de nosotros mismos. Esto pasa por tener momentos en los que preguntarnos a nosotros mismos, como podemos hacer ahora: ¿qué tal estoy? ¿Sé realmente quién soy? Cómo si le preguntásemos a un amigo querido, con curiosidad e interés. Mirando y sintiendo lo que surja, para irnos dando cuenta, poco a poco, de en qué estado estamos. Si no hacemos esto, nos iremos debilitando, aislándonos de nosotros mismos y entrando en una vida automática y rutinaria como nuestro protagonista, que no reacciona hasta que la vida le hace entrar en una situación de crisis. Y esto es muchas veces lo que pasa, que hasta que no nos sucede algo grave, no nos hacemos ciertas preguntas, pues es trabajoso pararnos a pensar un poco más allá de nuestros códigos habituales.

Pero ¿realmente hay que pasarlo tan mal para despertar? Pues no necesariamente... Podemos empezar a despertar desde el momento en que nos preguntamos sobre quienes somos, sobre para qué estamos aquí, o sobre como seríamos sí sacáramos la mejor versión de nosotros mismos, a la vez que nos vamos aceptando como somos, sin pretender ser perfectos o los más maravillosos del mundo, para ser queridos y aceptados.

En esta novela se nos muestra que el camino pasa por mirar hacia el interior de nuestra alma, enfrentándonos a nuestros miedos, a nuestras sombras e, incluso, superando nuestra idea de que en todo tenemos que ser como los demás esperan que seamos. Esta novela también nos habla de aprender a ser libre ante lo que nos pase, dándonos cuenta de que nuestra fortaleza viene de algo profundo en nuestro interior, que está en nuestra alma y que, si nos reconectamos con ella, cada uno a su manera, podremos estar vivos aprendiendo de cada momento de la vida y encajando con más sabiduría los períodos difíciles; con una libertad más allá de las circunstancias y los defectos personales, pues aprenderemos a mirar con más valentía las batallas de la vida, encontrando que la auténtica semilla de nuestra fortaleza reside en lo más profundo de nosotros mismos.

En el caso del protagonista de esta historia nos encontraremos con experiencias visionarias y sobrenaturales, que le abren una puerta a dimensiones desconocidas de su mundo interior y que son la clave para ampliar su propia perspectiva vital. Estas experiencias añaden dinamismo y riqueza a la historia, que nos transportará así a un universo espiritual interior, lleno de riqueza y experiencias extraordinarias que nos darán qué pensar.

Os animo a leerlo, seguro que os ayudará a mirar “más allá” de lo que estéis acostumbrados y que será una provocación para vuestras propias almas, estéis o no de acuerdo con las vivencias y conclusiones del protagonista. Pues no se trata de estar de acuerdo, sino de que cada uno se encuentre con su verdadera realidad interior, sin copiar la experiencia de los demás (que nos llevaría nuevamente a caer en el vacío y en el conformismo).
Os dejo un vídeo (book-trailer) sobre el libro, con el que os podréis hacer una idea mejor sobre el mismo:

Os dejo también de la grabación de la presentación del libro, en la que participé, en el Episcopio de Ávila:




Como el libro acaba de salir aún no está en librerías, pero lo podéis pedir a Entrelíneas editores o si esperáis un poco más, estará en librerías del Corte Inglés, Casa del Libro, etc. También lo podéis encargar en vuestras librerías habituales.